Relaciones y encuentros sin compromiso

Casual Date

Superar un desamor: una vez más el tiempo es la solución

Un desamor siempre se ve de dos maneras diferentes, dos opiniones muy distintas según los sentimientos de cada uno de los miembros de la pareja; así, uno de los dos puede ver barreras y muros difícilmente franqueables, una situación de aburrimiento o una serie de circunstancias personales de su pareja, de las que no ve solución, salvo la separación de ésta. Por su parte, el otro miembro de la pareja, puede no ver la situación de la misma manera, teniendo un sentimiento de necesidad de luchar por el otro, de que no todo es tan negativo, y juntos se puede llegar lejos mejorando la relación. Claramente la relación ha llegado a un punto en el que ambos la ven de una manera totalmente diferente.

Corazon hecho con las manos

Sentimientos diferentes.

Cuando nos damos cuenta de que nuestra pareja ya no nos da lo mismo, no cumple con nuestras expectativas, y ha cambiado su forma de actuar y sentir la relación, lo más probable es que hemos evolucionado por diferentes caminos, y se han abierto fisuras en la comunicación. Esto hace que se produzca un distanciamiento afectivo y físico; ante esta situación, todos tenemos miedo al cambio, y nos resistimos ante un proceso de desamor que no compartimos, y nos empeñamos en continuar una historia que ha dejado de funcionar y no nos aporta lo que esperábamos.

No solo sufre quien deja.

El que da el paso, a pesar de lo que se pueda pensar, también sufre; y es que antes de quien es dejado, es el que deja quien se da cuenta del proceso del desamor en primer momento, quien soporta los primeros cambios en los sentimientos, como falta de deseo sexual, evitación de contacto físico, aburrimiento, etc., donde los sentimientos contradictorios se entremezclan y un sentimiento interno de traición se apodera de su cuerpo en un primer momento.

El abandonado aguanta un sufrimiento mayor.

La persona enamorada ni ve, ni quiere ver las señales que su pareja le envía, síntomas de desamor, que ha ido enviando y sintiendo durante días, incluso meses; de esta manera, quien deja, tiene más o menos asumida la situación de desamor, y sus sentimientos están mucho más claros que quien es abandonado, que súbitamente se ve rechazado por la persona que ama, y tiene la necesidad de hacer algo bruscamente sin entender nada de lo que está sucediendo; una pregunta generalizada, es el "¿por qué me deja, si me dice que me quiere?"; el que deja dice "adiós", cuando ha sentido y meditado su situación; el dejado generalmente tiene aun muchas cosas pendientes y necesidades para tratar de salvar una relación que ya está marcada por la ruptura, por un sentimiento claro de una de sus partes.

Sentimiento de culpabilidad.

Aparece en las personas que son abandonadas, como un sentimiento para tratar de recuperar a la persona amada; frases como "le he fallado", o "no le preste atención" son solo algunas de las que se les pasa por la cabeza a las personas abandonadas; ante esta situación, no hagas concesiones, nada puedes dar a una persona que no te aprecia cómo eres ni lo que has dado, y nunca olvides que también tus prioridades y necesidades tienen que respetarse. En su lugar, pregúntate si la persona que te ha dejado ha sabido valorarte, si realmente merece la pena sufrir por ella, si seguro encontraras alguien mejor a quien dar con la que sentirme más valorada.

Relaciones Madrid con Meetic

Tras una ruptura.

Lo primero, piensa que todos hemos pasado por un proceso de desamor, ya sea porque nos han abandonado, o porque hemos dejado de amar con la misma intensidad a nuestra pareja; tras una separación, procura seguir estos sencillos consejos, que te ayudaran a encontrar de nuevo el equilibrio y la tranquilidad:
  • Date un tiempo y ten calma.
    A pesar de que quieres que todo pase rápido y dejar de sufrir esta agonía, toda crisis tiene un periodo de reflexión, en el que tus sentimientos irán cambiando de la desesperación y necesidad de solución, a la aceptación y deseo de ruptura y sentir de nuevo la necesidad de compartir.
  • Escúchate.
    Aprende a sentir tus emociones, escúchalas, aprende de ellas, sean del tipo que sean; solo aprendiendo y escuchando nuestras emociones podremos encontrar la paz interior.
  • Busca y valora un momento de soledad.
    Para poder superar una ruptura, es necesario sentir el vacío, aceptarlo, superar un tiempo de duelo por la persona amada que hemos perdido y poder comenzar una nueva relación; solo sintiendo el vacío de la soledad, y teniendo la necesidad de llenarlo de nuevo, podremos perdonar y perdonarnos por los errores y nos podremos abrir a otros afectos.
  • Rodearse de amigos.
    Siente todo el amor, cariño y amistad que los amigos tienen siempre para ti. Su compañía y animo son claves en un proceso de desamor; no podrán decidir por ti ni sentir tu desamor, pero si sentirás su apoyo y su calor en este proceso tan duro para ti.
  • No te reprimas.

Da rienda suelta a tus sentimientos, no guardes nada dentro de ti, los que están a tu lado siempre te darán una visión exterior siempre más acorde con la realidad, que lo que puedas estar sintiendo encerrado en busca de una salvación imposible; este apoyo exterior te ayudara a ver las cosas de otra manera. Aprende a sacar lo positivo de los momentos difíciles como este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario