Relaciones y encuentros sin compromiso

Casual Date

Cómo evitar los celos en nuestra relación

Los celos pueden definirse como un estado de ansiedad provocado por la posibilidad de perder algo que se tiene o posee, se considera o debiera tener o poseer, algo incompatible con el amor y una relación de pareja sana; los celos van acompañados de desconfianza y sospecha hacia la otra persona, y por lo general tienen el efecto contrario que busca el que los padece, perjudicando seriamente la relación.

El sentimiento de los celos

Muchos médicos, psicólogos y psiquiatras consideran los celos como un sentimiento innato, e incluso que los celos no solo dependen de la necesidad exclusiva de los favores del otro, sino del estatus social. De esta manera, la sensación de celos puede considerarse como una sensación unida a nuestra condición humana, que de no ser controlada, puede llegar a ser incluso peligrosa.

Un sentimiento peligroso

Por norma general, las personas celosas son muy apasionadas, algo ansiosas y con un punto neurótico, tienen tendencia a la infidelidad, y eso hace que piensen que el resto también lo sea; de esta manera, una persona celosa buscara todas las pruebas que pueda conseguir o imaginar de una infidelidad, y no se muestran receptivos y refractarios de las explicaciones que su pareja les pueda dar como esclarecimiento a sus argumentos.

Los celosos delirantes se siente abandonados, menospreciados, ridículos y pueden llegar a atacar a su amor con verdadero odio, haciendo que su pareja busque en la misma medida independencia y alejamiento de la persona celosa, en la misma medida en la que esta presione buscando una infidelidad inexistente, lo cual provocara una ruptura de pareja casi segura en el cien por cien de los casos.

Celos y amor, dos sentimientos diferentes

Los celos no son la consecuencia ni van en proporción de lo que se quiere a una persona; en la mayoría de situaciones de pareja donde se dan celos por parte de uno de los miembros, se dan además de miedo a la soledad otras causas como sentimiento de posesión del otro, necesidad de control, inseguridades en uno mismo y envidia de la vida emocional del otro.

Qué hacer si se sienten celos de la pareja:

Aceptar el sentimiento. No pensar que es un sentimiento de amor superior es clave para detectar el problema a tiempo, antes de que evolucione, y poder ponerle freno junto a nuestra pareja.

Comunicárselo a nuestra pareja. Es necesario que sepa, que comportamiento suyo ha despertado en nosotros esa sensación.

Pedir información. Para poder contrastar nuestra información con la que nos dé, y así poder saber en qué nos basamos para sentir celos; por lo general, con la información de nuestra pareja será suficiente para darnos cuenta de que estamos equivocados o tenemos sentimientos erróneos.

Si el sentimiento es sin sentido, nos tenemos que apoyar en la realidad y desterrarlo, mejor con la ayuda de nuestra pareja.

Verificar que el sentimiento ha sido erradicado durante un tiempo, contando con el apoyo y comprensión de nuestra pareja.

Confianza, dialogo y contacto amoroso son los mejores métodos para que desaparezcan los celos.

Trabajar en nuestra autoestima, la seguridad en nosotros y aceptarnos más como somos es clave para no experimentar esta sensación.

Si el sentimiento de celos nos supera, acudir a un psicólogo lo antes posible, para que no afecte a nuestra relación de pareja y poder recibir consejo de un profesional que nos abrirá la mente.

Para terminar, si los celos son con motivo real, es importante plantear la situación a nuestra pareja con paciencia y comprensión para superar la situación; algunos amores vienen con fecha de caducidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario